Articulos - Revista Cuatro Barrios

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Articulos

NOTA DEL EDITOR
La primavera nos alienta a seguir adelante con el verde que comienza a surgir en las ramas secas, el cambio, la novedad, el cumplimiento de lo esperado… En septiembre también celebamos el Día del Maestro, Día del Profesor, Día del Estudiante.Y da la casualidad que la primavera es tiempo parecido a la tarea docente: descubrimos, sembramos, esperamos… Tarea compleja que incluye acercarse a tientas, dejar que la otra persona “sea”, descubrirla y a la vez, ayudar a que se descubra. Es también asombro y alegría por la diversidad. Y entre tantas facultades, capacidad de establecer lazos de respeto, de confianza, de cariño.
Este año dedicado a San José, tiene mucho para mostrar a quienes enseñan con amor de entrega, ya que “todas las veces que alguien asume la responsabilidad de la vida de otro, en cierto sentido ejercita la paternidad respecto a él...  ser padre significa introducir al niño en la experiencia de la vida, en la realidad… para hacerlo capaz de elegir, de ser libre, de salir” como nos enseña el Papa.
En “este tiempo” que estamos viviendo, y al que nos tuvimos (y tenemos) que adaptar “sin tiempo”, descubrimos que «nuestras vidas están tejidas y sostenidas por personas comunes —corrientemente olvidadas—que comprendieron que nadie se salva solo.” Junto a la familia cercana, están quienes se dedican a la docencia, infundiendo esperanza y sembrando corresponsabilidad, “con gestos pequeños y cotidianos… readaptando rutinas, levantando miradas e impulsando la oración.”
Este amor de donación que se ve reflejado en la entrega de cada día, a cada estudiante que es en sí un misterio inédito, toma nuevo sentido “cuando se pone en la situación de José, que siempre supo que el Niño no era suyo, sino que simplemente había sido confiado a su cuidado.”
¡Qué hermoso pensar la docencia desde este lugar! Estas niñas y niños, esta juventud que se cruza en sus vidas, llenan espacios, pensamientos, búsquedas y oraciones... sin que les pertenezcan.
¡Muy feliz día Maestras, Maestros y Profes!                 
¡Hasta la próxima!   Claudia y Viviana
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2021- AÑO 27- N° 316
¡JARDÍN A PUNTO EN PRIMAVERA!  https://plantas.facilisimo.com/tareas-y-herramientas-para-poner-el-jardin-a-punto-esta-primavera_2525493.html
Ya está aquí la primavera, momento en el cual nuestros jardines y plantas despiertan tras el letargo del invierno y nos regalan su mejor cara, brotan las flores y todo se llena de colorido y vida.
La parcela y el césped: Es posible que las heladas hayan perjudicado tu césped, así que tendrás que volver a sembrar para que nazca hierba nueva en estas zonas despobladas. Tendrás que quitar las malas hierbas y limpiar todos los residuos orgánicos que haya por el jardín: hojas caídas, maleza, plantas secas, flores marchitas, ramas rotas, etc. Luego, toca hacer el abonado primaveral, aireando el terreno y abonarlo o fertilizarlo para nutrir a tus plantas. Corta a fondo para dejar el césped al ras y, de esta forma, quedará limpio y saneado de cara a la llegada de la nueva estación. A partir de ahora tendrás que aumentar la frecuencia de la corte. El riego en primavera: las temperaturas subirán y el sol calentará y secará la tierra, por lo que el riego es una tarea imprescindible. Es importante que revises tu instalación de riego, mirando de principio a fin en qué estado están las mangueras, tuberías y aspersores para comprobar que no tengan ninguna fuga o estén obstruidas con hojas o suciedad que se haya ido acumulando durante el año. A partir de ahora puedes programar tu riego automático para que se ponga en marcha al amanecer, que es cuando el césped y las plantas van a aprovechar mejor el agua. Si te gusta regar con manguera, porque te relaja o porque simplemente te gusta hacerlo así, ten mucho cuidado de no encharcar ninguna zona del jardín e infórmate acerca de qué especies necesitan más o menos cantidad de agua. Otras tareas del jardín: En esta época del año aparecen pequeños enemigos para nuestras plantas, distintas plagas, que afloran con la llegada del calor, debiendo fumigar. Al finalizar las heladas podrás podar las plantas enredaderas y los arbustos que son más delicados. También será un momento óptimo para guiar las enredaderas, en tutorar aquellas plantas que tienden a extenderse más de lo deseado, recortar cercos y comenzar la siembra de asiento de las flores que aparecen en los meses de verano. Y ¡a disfrutar el jardín!
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2021- AÑO 27- N° 316
EL DOLOR QUE ACOMPAÑA AL NACIMIENTO.   Teresa Driollet
Byung Chul Han nos convoca, en su último libro La Sociedad Paliativa, a pensar en nuestra época como ámbito que tiende a acallar o a silenciar todo tipo de dolor. La evasión del sufrimiento, quizás represente  también una renuncia a la vida, porque tanto el gozo como el dolor parecen acompañarla continuamente. La anestesia constante del dolor indica una gravísima situación que, en incontables situaciones, nos arranca de la realidad, del otro y hasta de nosotros mismos.
La vida nace junto con el dolor. El desprendimiento del niño del seno materno indica desacomodos, incomodidades, desprendimientos, angustias, que lo van preparando para ver la luz del día.
Quizás, también podemos hablar de otros tipos de comienzos internos a la vida. Sócrates denominó, ya hace unos cuantos siglos, ¨arte de dar a luz¨,  a la misma enseñanza. Los maestros nos asemejamos a las ¨comadronas¨, viejas parteras (mayéutica (del griego μαιευτικóς, maieutikós, «perito en partos) dado que ayudamos a dar a luz, a los que aprenden, sus propios conceptos o sus prácticas. El que está en proceso de aprendizaje sufre dolores de parto: volviendo sobre los temas a internalizar, repitiendo, comparando, evaluando, puliendo, diciendo lo que está en tren de aprender. La partera despierta, apacigua y conduce...el seguimiento del maestro análogamente resulta doloroso para el que aprende... hasta que se desencadena la iluminación.                                                                                                                                                   La gozosa y dolorosa creatividad que puede encontrarse en todos los dominios de la vida, del saber y del hacer, también indica cierto nacimiento. La resolución de los problemas cotidianos, la escritura, la escultura, la música, los descubrimientos científicos, el desenvolvimiento profesional ¿cuánto tiempo de gestación dolorosa requieren, cuántas tinieblas y días oscuros transcurren?... ¡cuánto dolor y cuánto esfuerzo para alcanzar los frutos de los partos de la creatividad!  En este sentido la vida del gran escultor Miguel Ángel fue a la vez una agonía y un éxtasis. La escritura también es hija del dolor. Nos permiten nacer y crecer  además diversas formas de desierto. El alejamiento de lo cotidiano, del ruido, de la sobreinformación nos coloca ante nuestra realidad íntima. Silencio creador que nos permite preguntarnos acerca de nuestro auténtico camino. Los momentos de quiebre, de ruptura, de nihilismo nos permiten, una vez superados, crecer hacia etapas más maduras. El desierto también representa momentos de infertilidad, de sequedad, de altas temperaturas. ¡Cuánta vida se vislumbra después de estas temporalidades aparentemente tan estériles! Las enfermedades constituyen también posibilidades de nacer a las honduras de la vida. Las diversas dolencias nos permiten comprender a los demás o evaluar lo que realmente merece la pena en la vida. Ellas nos conectan con nuestra fragilidad y nuestros límites.                                                                                                    Hay también un dolor sufrido por el compromiso con los grandes valores. Este sufrimiento sana, salva, redime. Ghandi, Mandela o Madre Teresa de Calcuta,  remontaron las mezquindades, las avaricias y las pequeñeces humanas.  Nos hallamos aquí ante pesares, dolores, que contribuyen enormemente a la sobreabundancia de la existencia.
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2021- AÑO 27- N° 316
5´EN LA COCINA: comidas con FLORES
¿Cómo utilizar las flores comestibles? Se usan en fresco sus pétalos para postres, helados, mermeladas, vinagre, macedonia, cremas, carne estofada y salsas. También en repostería se pueden usar sus pétalos escarchados. En los países árabes se usan para platos de cous cous y recetas de cordero. Añade sabores diversos a modo de sazonador para aportar ciertos matices e incluso nutrientes como vitaminas del grupo A y B, betacarotenos, licopenos y otros componentes como polifenoles o fitoquímicos. Consejos: *Conviene cultivarlas en casa o bien comprarlas en lugares de cultivo orgánico especialmente cultivadas para la gastronomía (no con fin ornamental). *Cortarlas por la mañana, antes de que sea la hora de más intensidad solar *las de mejor estado y  buen olor. *Desecharemos los estambres, tallos, pistilos y la base blanca de los pétalos porque suelen aportar sabor amargo. *Lavarlas bien con agua fría, secándolas con papel absorbente o bien colgándolas boca abajo para escurrir poco a poco. *no se pueden conservar mucho tiempo, así que es mejor recoger solamente las que vayamos a usar o bien si son comerciales guardarlas en su envase en la heladera, donde se mantienen una semana.
Flores de albahaca, amapolas, azahar, begonia, borraja, de calabacín y calabaza, caléndula, camomila,  flores de cebolla, ajo, cebollino, puerros y cebolletas. Centáurea, clavelina, crisantemo, diente de león, Eneldo, geranio, girasol, hibiscos, jazmín, lavanda, lila, malva, margarita, pensamiento, romero, rosa, violeta, yuca.
CUBITOS DE HIELO CON FLORES: Puedes utilizar pensamientos, jazmín o rosa. Recuerda quitar siempre estambres y pistilos.
TOSTADITAS DE QUESO CREMA Y CAPUCHINAS: un aperitivo sencillo y   vistoso. Tostaditas de queso crema con capuchinas, eneldo, cebollino y menta. Evita añadir algún ingrediente más, ya que esta mezcla es lo suficientemente olorosa.
TOSTADAS DE AGUACATE CON PENSAMIENTOS: combinar pan alemán, higos, aguacate y perejil. Combina estos ingredientes con flores moradas como pensamientos y violetas.
ENSALADA CON CALÉNDULA, GERANIO,  MADRESELVA Y ROSA: Sobre una base muy sencilla de distintas lechugas y cebolla finamente cortada, distribuye las flores de  geranio, madreselva, caléndula, capuchina, pensamiento y rosa. Muy primaveral.
https://agustoencasa.com/
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2021- AÑO 27- N° 316
“LA ACTIVACIÓN: LA EVOLUCIÓN DE LA ENTRADA EN CALOR”
El calentamiento, entrada en calor o ejercicios precompetitivos permiten a los deportistas o a los que realizan algún tipo de     actividad a adaptarse física y mentalmente al ejercicio de modo gradual. Esta se compone de ejercicios que permiten    obtener un estado óptimo de preparación psicofísica y motriz además de servir para la prevención de lesiones.
La preparación para el movimiento es la evolución del calentamiento, una manera eficiente y sistemática de preparar el cuerpo para las demandas específicas del entrenamiento o la competición.
A diferencia de la entrada en calor, la preparación del movimiento incluye trabajos de core, activación y fuerza para despertar el cuerpo y ponerlo en estado óptimo para las           necesidades objetivas del entrenamiento o la competencia.
¿Cómo se activa el músculo?
La activación de un músculo se produce cuando es estimulado por el sistema nervioso, dicha activación puede ser de tres tipos: isométrica, concéntrica y excéntrica.
El principal objetivo de la activación muscular es el equilibrio en el sistema neuromuscular, es decir, la correcta comunicación entre sistema nervioso central y los músculos. Sus técnicas se basan en identificar y equilibrar los desequilibrios musculares para así mejorar y hacer más eficiente la acción muscular.
También es una fase de todo buen entrenamiento que consiste en estimular los órganos para mejorar la respuesta física. Pero esta también tiene un impacto positivo en los sentidos y la percepción, así que también influye en el rendimiento cognitivo.
La activación queda así, íntimamente ligada con la motivación y las estrategias del entrenador o preparador físico.
¡Activá!
Agustín Ruiz – Profesor de Educación Física – Personal Trainer
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2021- AÑO 27- N° 316
TEJEDOR DE REALIDADES    (POR JULIO ANDRÉS PAGANO)
Cuentan que la curiosidad hizo que un niño descubriese la vital importancia de ayudar a crear entornos de paz, amor, luz y consciencia tejiendo sabiamente con los colores del alma. “Abuelo, ¿puedo preguntarle por qué cada tarde lo veo sentado en este banco de la plaza sonriendo en dirección al Sol?”, preguntó tímidamente el niño mientras se mantenía a unos pasos de distancia, ya que no sabía qué tipo de respuesta obtendría. El anciano inclinó lentamente su cabeza, hizo una breve pausa, lo miró con gran ternura y con mucha paz le respondió: “Estoy tejiendo”. El niño sonrió. “¿Cómo que está tejiendo abuelo -le dijo-, si no veo que tenga lanas de colores ni tampoco grandes agujas?”. “Tejo realidades”, mencionó el anciano. “Puede que parezca que aquí sentado no hago nada -continuó-, sin embargo permaneciendo en calma hago que mi corazón cree un entorno armónico. También bendigo con mis pensamientos e intenciones a todos los que pasan por esta plaza para que tengan el mejor de sus días. Así es como voy tejiendo. Siempre los saludo con amor, les sonrío con franqueza, y si los veo medio caídos levanto mi bastón y les digo: `vamos qué se puede´. También le pido a los pájaros que me ayuden a darles fuerzas cantando, porque sus maravillosos sonidos revitalizan y sanan”. El niño estaba absolutamente asombrado. No podía creer lo que escuchaba, estaba acostumbrado a oír insistentemente que cuando uno se vuelve viejo ya no sirve para nada.
“En esta luminosa tarea de ayudar a crear entornos armónicos no estoy solo”, remarcó el anciano. Y extendiendo de par en par sus brazos exclamó: “Mirá la belleza que irradian los árboles, olé el maravilloso perfume que sin       pedirnos nada a cambio nos comparten las flores. Contemplá el incansable trabajo de esas abejas, observá con cuánta libertad juegan los perros. Sentí cómo te acaricia el viento. La existencia, a su modo, también está tejiendo. En mi caso disfruto tejer con hebras de luz, por eso cada tarde abro mi corazón para que los rayos del Sol entren, me acaricien y se anclen en el suelo junto con mis sentimientos más puros, de manera que la Madre Tierra sienta cuánto la amo”. Por último el anciano destacó: “Sin importar la edad que se tenga, todos podemos ayudar a tejer el entramado de un mundo más consciente, sensible, solidario y humano haciendo que nuestras mejores intenciones viajen más allá de las frontera. También podemos irradiar mucho amor para que las heridas se cierren, los corazones se abran y que cada uno alcance su máximo potencial descubriendo el poder transformador de las cosas simples”. Los ojos del niño comenzaron a brillar. El anciano se acercó, le pidió permiso a través de una sonrisa y le dio un cálido abrazo. Cuentan que el Sol alumbró aún más fuerte para sumarse al encuentro. Y en ese instante, a modo de agradecimiento, el niño le susurró: “Me voy a casa abuelo. Tengo que ir a contarle todo esto a mi mamá, porque ella, que es de las personas a quien más quiero en este mundo, todavía teje usando lanas y agujas”.
Agradecemos a Cristina Mendez este hermoso material.
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2021- AÑO 27- N° 316
LOS ESTADIOS DEL AMOR Por Mariano Durlach
Quiero compartir unas “Reflexiones acerca del amor de pareja“ título que nuestro querido Bernardo Miguens le pusiera a su trabajo monográfico final de la carrera de Orientación Familiar.
En esas líneas que para mí fueron reveladoras, Berni nos habla de tres estadíos o etapas del amor de pareja.
La primera es la que él llama la etapa de la atracción física. “El flechazo”, el “amor a primera vista” con la ingenuidad de creer, en un primer encuentro, que uno va a construir una relación “para toda la vida”. No elegimos quién nos va a gustar. Nos gusta sin explicación. Simplemente nos ocurre.
La segunda etapa es la del enamoramiento. Hollywood se ha encargado de deleitarnos y emocionarnos mostrándonos parejas ideales y amores incondicionales… Sólo quiero hacer notar que sigue siendo una etapa emocional que no depende de nosotros aunque deseemos que nos dure toda la vida.
Pero como dice Berni: “lo que fue primero una atracción y luego un enamoramiento, dan paso al amor maduro, un amor que apoyado y sustentado en los sentimientos, los hace crecer  y hace de la pareja una relación estable“.
Es decir que en las dos primeras etapas, el corazón manda y anula a la razón; no somos dueños de lo que nos pasa -o por lo menos- tenemos poco control sobre ello. Son las etapas donde “el amor es ciego”, donde no existen defectos, donde él es el galán y ella la diosa…;  que de a poco y a medida que va pasando el tiempo [y la convivencia] la razón empieza a adueñarse nuevamente de nosotros y retoma el control que el corazón va perdiendo para descubrir que la diosa no es tan diosa y al galán se le cayó el pelo y le creció la panza.
Esta es la etapa en la cual aquello que nos fue dado empieza a desvanecerse y cada uno de nosotros elige continuar con esa relación. ¿Pero cómo hacer para continuar con una relación que ya no es como era antes, donde las maripositas del estómago por más ganas que le ponga se volaron? Esta es la etapa en la que tomamos protagonismo en la relación, es cuando la palabra amar se convierte en un verbo, en una acción y no en un sentimiento inmanejable.
Comprender el fenómeno y lo que nos va pasando a lo largo de la vida nos permite ver que si un día sentís que ya tu pareja no te hace sentir cosquillitas en la panza no es que dejaste de amarla sino que estás entrando en la etapa del amor maduro en la cual tenés que empezar a cuidarlo… y es una elección si querés hacerlo o salir a buscar otra pareja creyendo que el recambio te va a mantener enamorado… Sí… hasta que nuevamente entres en la etapa del amor maduro.
El mes que viene te cuento cinco formas en las que demostramos y esperamos que nos demuestren el amor.
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2021- AÑO 27- N° 316
 

"Revista CUATRO BARRIOS" es una publicación de EDITORIAL RAYMI, se distribuye el primer fin de semana de cada mes,
en forma gratuita en 20 barrios de los partidos de Malvinas Argentinas, Don Torcuato y Pacheco.
Directoras propietarias: Maria Claudia Possidoni de Toledo - Viviana R. Galdo de Piña - Redacción, Administración y Publicidad  
Villa de Mayo - Malvinas Argentinas - Buenos Aires, República Argentina
Propiedad intelectual :Nro.96243

 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal