Articulos - Revista Cuatro Barrios

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Articulos

NOTA DEL EDITOR
Escuchemos nuestro cuerpo. Seamos conscientes de nuestras emociones. Demos el lugar que merecen a nuestros sentimientos.
Somos esto, un todo, aunque a veces pretendamos que podemos diseccionarnos como si estuviésemos construidos por bloques.
¡Me asusté! El corazón late velozmente, los capilares se cierran y la sangre irriga con más presión, sentimos que nos laten los  laterales de nuestra cabeza, los músculos se tensan para huir o defenderse, la mirada se fija y el oído se afina, la atención pasa a ser tensión… y de pronto… fue solo un susto… vuelve la  tranquilidad. ¿Vuelve?
Somos conscientes que el miedo era infundado. La razón nos  indica que ese estado ya no corresponde a lo que entiende como realidad del momento. ¡Pero el cuerpo necesita un tiempo para recuperarse y volver a su estado anterior!
Por eso hay que atender a todo este ser que somos, en su  totalidad, aunque parezca un sinsentido para otros. Respiremos profundo, tomemos agua, si podemos nos sentaremos un rato… Y seamos capaces de comprendernos y mimarnos.
Si el día tuvo varias situaciones complicadas cada uno tiene que saber cómo recuperarse. Tal vez tomando algo con algún ser querido, o llegando a casa a tirarse en un sillón o la cama a ver la tele o leer un libro. Santo Tomás de Aquino recomendaba un buen baño, una buena comida, un buen vino y un buen dormir… mañana será otro día.
Démonos nosotros mismos el lugar que corresponde en nuestras propias vidas.
                  Hasta la próxima! Claudia y Viviana
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

¿YA LA PRIMAVERA?
    A lo largo del año, respetando las fechas patrias o algún otro   acontecimiento significativo, llegamos a uno de esos momentos en los que por muchos motivos, explicables o no, experimentamos un renacer de la vida en todas sus manifestaciones.
    ¡Qué momento tan especial es el 21 de Septiembre, ¿verdad?!
    Todos los seres vivos sienten el llamado de la Naturaleza, la que despierta lentamente, luego del letargo que impone el frío invierno.
    Los diferentes verdes de las hojas de los árboles, los trinos de las aves y la premura con que construyen sus nidos… Todo la anuncia…
     Los seres humanos aligeramos las abrigadas vestimentas que nos protegen del frío y un brillo diferente nos ilumina. Todo se hace más alegre, colorido; un nuevo espíritu se instala.
    Es la primavera que llega con su equipaje de transformación y  renovación.
    Es “mítica” su fama que nos llega, precedida desde la antigüedad  por ancestrales rituales. Hoy con reminiscencias de lo pasado se organizan diversas actividades en su celebración.
    Nos disponemos a recibirla, cada uno de acuerdo a su modo, a su sentir, a sus posibilidades, pero cada uno imbuido de “eso” indescifrable que transmite la Primavera.
    ¡Bienvenida tu carga bienhechora de energía, entusiasmo, alegría, de color, de ilusión…!.
    ¡Bienvenida Primavera , nuevamente entre nosotros!  
Colaborración Chaltel College
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

LOS NUEVOS MITOS.   Teresa Driollet de Vedoya
    Los pueblos primitivos y antiguos tenían la valentía de  imaginar nuestros orígenes y el comienzo tanto del mundo como de los seres vivos. En las historias narradas y sostenidas por estas comunidades lejanas, Dioses o seres extraordinarios, devenían por sus acciones más que humanas, los artífices de todo lo que vemos. Nuestro mundo era considerado una pálida imagen o consecuencia de lo que había ocurrido in illo  tempore. De allí la necesidad de repetir lo que había acontecido en los comienzos para poder arrojar dignidad y sentido a lo cotidiano y ordinario.  La repetición de lo sagrado otorgaba dignidad a lo profano.
  Los positivistas e ilustrados, en general, consideraron que aquella etapa de la humanidad era mágica o infantil. Auguste Compte, entre ellos, analiza que la humanidad debía crecer del estadío mágico, hacia el metafísico para alcanzar el científico o el de la humanidad adulta.
  José Ortega y Gasset, en el siglo XX, habla de la fuerza de las creencias. Las denominaba ideas base. Nuestro espíritu está conformado por ellas.  Cuando comenzamos a desconfiar de algo o de alguien es cuando desarrollamos nuestras ideas  explicativas para engrosar y solidificar el sustrato de creencias que nos constituyen. Tenemos ideas, pero somos nuestras     creencias. Análogamente las sociedades antiguas  eran sus    creencias relatadas.
  Hoy hemos descubierto, gracias a los estudios sobre el  lenguaje, que las elaboraciones mitopoiéticas o simbólicas o representativas constituyen el pensamiento espontáneo, muy cercano a la vida, de todo hombre.  No podemos afirmar que  esta  imaginación se relaciona sólo con una etapa histórica de la humanidad.
   Roland Barthes estudia mitos de la vida francesa contemporánea. El semiólogo social encuentra que se endiosan ciertos productos, se los rodea de un manto de divinidad y se crean ritos y usos sociales para poder venderlos.  Lo sagrado viene a posarse sobre los objetos y se crean acciones tendientes a vivir la felicidad o el paraíso que produciría la compra del objeto en cuestión. Los discursos sagrados parecen ahora referirse a los objetos. La burguesía  necesita  establecer creencias sociales para colocar sus productos. Los antiguos discursos sagrados parecen hoy estar al servicio de las cosas.
¿Cómo de todo hombre.  No podemos hoy s.dad podemos idolatrar objetos, personas, situaciones  por intereses ocultos.dientes a vivir l rescatar  una auténtica trascendencia? Cuando Platón necesitaba  explicar el origen del alma o del amor o del mundo recurría a su facultad mitopoética porque encontraba que los razonamientos no alcanzaban a rozar el misterio.
    Además de haber descubierto que el pensamiento mítico corresponde a todos los hombres y no sólo a una etapa perdida de la humanidad hemos asimismo encontrado que con él podemos señalar lo que auténticamente nos desborda y da sentido o podemos divinizar objetos, personas o situaciones  por intereses que generalmente permanecen ocultos.
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

http://buscarempleo.republica.com/opinion/la-importancia-de-estudiar.html
La importancia de estudiar
Con el paso de los años, el estudio fue cobrando un papel más protagónico. El estudiar no solo es                      importante para uno mismo, en el sentido de ser una persona más sabia, culta o con diversos                                conocimientos, sino también para poder acceder a un trabajo. Veamos cómo fue cambiando el estudio en el ámbito laboral. Como el aprender, estudiar, profesionalizarse o especializarse en algún tema o  actividad en particular, se fue convirtiendo en una necesidad básica para mayores oportunidades.
Pero esto no siempre fue así. Hace unos cuantos años atrás, para poder conseguir un empleo no era una condición absoluta el contar con estudios o estar bien preparados; idiomas, cursos de computación, etc. Aunque hago una salvedad, no estoy hablando de trabajos jerárquicos, sino de un empleo común.
¿Y ahora? Reflexionemos juntos ¿se puede acceder a un empleo común sin estudios? ¿Qué piensan?
Por mi parte, considero que no es posible. Los tiempos que corren nos demuestran una situación de competencia máxima, donde solo se emplea a las personas con mayores capacidades, conocimientos y preparación. Incluso, hasta en aquellos empleos que ni requieren determinados estudios.
Aún hoy, escribiendo este post, recuerdo cuando mi abuelo, quien no tenia terminada la primaria, me contó que luego de años y años de estar trabajando para una importante y reconocida empresa  multinacional, donde llegó a ocupar puestos jerárquicos, le “llegó el momento de irse”. En la empresa donde trabajaba se habían hecho algunos cambios en la dirección y se comenzó a solicitar que todo el personal que ocupara un cargo con determinada responsabilidad, debía tener estudios mayores que avalen una profesión. Y así fue como, por decirlo de una manera sencilla, mi abuelo quedó excluido de una nueva sociedad, donde el estudio y la competencia por los empleos fueron ganando cada vez un mayor lugar.
Sin perjuicio de adentrarnos en quien podría saber manejar mejor la situación en ese caso, y en los tantos que existieron, la realidad dejó demostrado que el estudio es esencial para acceder a un puesto de trabajo.
Han quedado atrás los años donde las personas con estudios básicos podían ser parte del ámbito laboral con posibilidades de progresos y salarios dignos. Hoy, la mayoría de las personas que no cuentan con estudios se ven obligadas a aceptar “lo que haya”; son la mano de obra barata, explotadas por su    situación.
Aun así, hoy en día y sin sonar muy pesimista, ni el estudio es garantía de poder conseguir empleo, pero sí les aseguro que estudiar y prepararse cada vez más, les abre muchas más oportunidades.
Por ello, afirmo que el estudio es esencial, no solo por el saber propio de una persona, sino también por las oportunidades de empleo que se le podrán llegar a presentar en esta sociedad tan competitiva.
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

5´EN LA COCINA: COMIDAS LIGHT
ttp://www.aperderpeso.com/recetas-bajas-calorias/
Desayuno
Una taza de café con leche baja en grasas con 2 rebanadas de pan integral tostado, una de estas tostadas con queso blanco 0% grasas y dos lonjas de pechuga de pavo. Un vaso de zumo de                 naranja sin azúcar.
ENSALADA DE PASTAS LIGHT
Ingredientes: 50 gramos de pasta corta, Un tomate, Una  zanahoria, Un puñado de aceitunas verdes, Medio pimiento rojo, Hojas de albahaca fresca, Aceite, Vinagre, Sal y pimienta
Preparación:
Hierve la pasta hasta que esté a punto. Escúrrela y pásala a agua fría así ya estará lista para ser empleada. Ralla la zanahoria, corta el tomate en cubos, las aceitunas en rebanadas y el               pimiento en finas tiras.
Ahora será el momento de mezclar todos los ingredientes.  Condimenta con aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta. Añade unas hojas frescas de albahaca y disfruta de esta deliciosa            ensalada light de pasta, perfecta para comer en cualquier  momento y totalmente saciante.
QUÉ ES HUMMUS
El hummus de garbanzos es una de las comidas más populares  de la gastronomía árabe. Se trata de una sencilla mezcla de garbanzos cocidos, ajo, limón y sésamo.Si bien cambia la  receta en diferentes partes del mundo oriental, es un platillo que jamás falta: esta crema untable hecha a base de esta legumbre se emplea como entrada junto a pan pita, de guarnición, de salsa y es un infaltable por donde se lo mire. Y, desde luego, se puede preparar de forma más ligera.
Ingredientes: Una taza de garbanzos cocidos, Dos dientes de ajo, El jugo de un limón, Un chorrito de aceite de oliva,  Semillas de sésamo tostadas, Sal, pimienta y pimentón
Preparación:
Cuece los garbanzos hasta que estén tiernos y colócalos en el vaso de una batidora.
Añade allí dos dientes de ajo bien picados, el jugo del limón y un chorro pequeño de aceite de oliva. Procesa hasta que te quede una pasta bien homogénea, untable y cremosa.
Finalmente, no tendrás más que añadir las semillas de sésamo recién tostadas, que le darán un sabor delicioso. Además, condimenta con sal y pimienta, cubriendo con pimentón como decoración, previo llevar a la mesa.
Puedes acompañar con el hummus todo tipo de comidas, además de ser perfecto para untar con bastones de vegetales  crudos (zanahoria, apio, calabacín, etc.).
HELADO LIGHT DE CHOCOLATE
Ingredientes: 100 gramos de chocolate amargo de 70%, Un vaso de yogur natural firme desnatado 0%, Tres claras de huevo, Endulzante permitido al gusto, Esencia de vainilla
Preparación:
Ralla el chocolate (debe ser amargo, con un 70% de cacao) y fúndelo a baño maría o en el microondas con un par de cucharadas de agua. Cuando esté listo, mézclalo con el yogur a temperatura ambiente y también con la esencia de vainilla. Endulza al gusto con tu producto favorito.
Bate las claras hasta que estén a punto nieve e incorpora con movimientos envolventes a la preparación anterior. Una vez que esté lista la mousse, lleva al refrigerador durante el tiempo necesario hasta que esté bien sólida. Así, tendrás un postre    delicioso y light para disfrutar.      
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

PATA DE GALLO
** ¡Soy de ese 99,99999999% que de pequeño se quedaba mirando las gotas de lluvia en las ventanas para ver cómo hacían carrera!
** Típico: le pedís que mire disimuladamente ...  ¡¡¡y gira la cabeza como el exorcista!!!
** La lluvia cae porque la nube ya no puede soportar el peso. ¡¡Las lágrimas caen porque el corazón ya no puede soportar el dolor!!
** Mafalda: Soy de esas personas que se dan cuenta de muchas cosas pero no dice nada. Solo observo, ignoro, callo... ¡pero no creas que soy tonta!
** En un barco viaja un español y un inglés. El inglés se cae al agua y grita:
¡Help! ¡Help! ¡Help!
Entonces dice el español: Gel no tengo, pero si quieres shampoo.
** Entra un nuevo profe al curso y se presenta:
Buenos días, mi nombre es Largo.
Dice Juancito: No importa, tenemos tiempo.
**  Un español se encuentra a un chino y dice:
¡Hola!
Y el chino dice:  Las 12:30.
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

Cuidado del césped vs pileta pelopincho
Tanto costó tener de vuelta lindo el césped después de sacar la pelopincho el verano pasado….¿y ahora otra vez?. ¿Podemos hacer algo para evitar arruinarlo?
Lo cierto es que no, pero si podemos hacer algo para arruinarlo menos y es poner una capa de arena “gruesa” (no de construcción) en el sector donde va a ir la pileta y que  sobresalga un poco por los costados (si la pileta es de 2 x 2, el colchon de arena sera de 2,10 x 2,10).
La arena oriental (es la arena más gruesa) va a ayudar a que no se compacte tanto el suelo donde crece el césped, esta se va a ir filtrando y va evitando que se compriman las raíces. Al retirar la pileta, se corta el césped que esta amarillo, seco, preferentemente con tijera de podar, no con la máquina, y se realiza un leve rastrilleo para que la arena que quede se termine de incorporar al suelo.  Las raíces van a crecer más fácilmente al estar “menos compactado”, el rastrilleo suave –para no romper las raíces- ayudará al crecimiento de éstas.
Durante algunos días va a quedar el recuerdo de la pileta, pero ese sector se va a  recuperar mucho más fácil y a menor costo que reemplazarlo con panes de césped o volver a sembrar con todos los cuidados que esto requiere en los primeros meses.
Es muy importante la calidad de la arena, ya que la arena de construcción es muy fina y va a compactarse de todas formas.
¡A disfrutar del verano!
Saludos, Soraya Ale
Técnica en jardinería – UBA
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

Los beneficios de hacer teatro
Es muy común escuchar decir que a alguien “le vendría bien hacer teatro porque es muy tímido”. Creo que no sólo a los tímidos les vendría bien hacer teatro, sino a todas las personas en general, de todas las edades, niños, adolescentes, adultos y ancianos. Como el deporte, la alimentación     saludable y la vida al aire libre, cualquier actividad artística, como el canto, el baile, la     pintura, el teatro, deberían estar dentro de nuestro TOP 5 para mejorar nuestra calidad de vida.
Cuando hacemos teatro en grupo, mejoramos la comunicación con los otros, aprendemos a           escuchar activamente, aprendemos a aceptar las propuestas de los demás, aprendemos a            aceptarnos a nosotros mismos, mejoramos nuestra concentración, mejoramos nuestra          capacidad de observar, aprendemos a ser más tolerantes, aprendemos a ser más pacientes,       aumentamos nuestra creatividad, aumentamos nuestra capacidad de memoria, mejoramos      nuestra dicción y oratoria.
El teatro es un encuentro de juego con el otro.     Jugamos a ser piratas, a ser astronautas, a estar en una playa, a tener alas, a ser bebés, a ser abuelitos, jugamos a ser lo que querramos ser, a ser otros. Los adultos vuelven a jugar como niños. Sin prejuicios, sin analizarlo demasiado, sin miedo a quedar ridículos. Por eso es muy común que nos tentemos de risa.
En las clases de teatro, uno se divierte, se asombra, se ríe, se emociona, reflexiona y, además, se hace amigos.
No es necesario ser tímido, o ser “caradura”, o ser gracioso, o tener una cualidad innata para actuar. Cualquiera puede hacer teatro porque cualquiera puede jugar.
Por todo esto, estoy convencida que hacer teatro nos mejora la vida.
Polly Bouquet - Actriz egresada de la Escuela Metropolitana de Arte Dramático
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

- LA RESTAURACIÓN -  II parte
Como explicamos en la nota del mes pasado, una buena restauración permite que la pieza se preserve, devolviéndole esplendor y frescura a su colorido original
Criterios acerca de la terminación
Hay distintos criterios con respecto a la terminación.
Una corriente considera válido dejar la pieza tal como fue concebida. Esto, a veces, genera en el observador sorpresa, pues el efecto del paso del tiempo ha sido borrado, por lo tanto lo que se ve son colores y definiciones más vibrantes que las conocidas con anterioridad a la restauración.
Otra corriente valida la imitación del desgaste por el paso del tiempo logrando así aspectos más facilmente aceptados por la gente.
Los materiales
Es importante descubrir los materiales utilizados por el creador de la pieza y saber utilizarlos para su restauración.  Si se trata de algo muy antiguo, probablemente encontremos: fondos de tiza y cola (cola caliente de conejo) pan de oro o bronce laminado, lustres de goma laca, pátinas de leche con tierras o pigmentos, etc.
Dónde aprender?
Si bien existen algunos (pocos) lugares donde estudiar la carrera de Restauración considero que nada se equipara con la experiencia de aprender sobre la mesa de un taller, con la guía de un artesano serio y experimentado.
Los alumnos pueden experimentar con el uso de los materiales y el manejo de las herramientas sobre objetos sin valor histórico. Solo cuando hayan adquirido los conocimientos necesarios podrán poner "manos a la obra" con seriedad.
Esta experiencia se vive en un taller muchísimo mas que un aula de una facultad donde la teoría ocupa mas del 70% del tiempo dedicado.
Mi maestro, Sr. Máximo Díaz, quien fuera el maestro dorador de la Casa Jansen ( mueblería y casa de decoración de BsAs, de principios de 1900) tuvo la enorme generosidad de transmitirnos todos sus conocimientos, experiencia y secretos y gracias a él es que hoy yo puedo hacer lo mismo con mis alumnos.
Su lema: " una mesa de taller, un maestro,  buena disposición  y...a experimentar"
María Martinez Leiguarda de Cavilliotti
Restauradora e Imaginera
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

El niño y la educación: La moral natural del Niño
La esencia de todo ser humano es buena, no hay ser humano que no esté conectado al bien. Por supuesto que nuestra biografía puede determinar ciertas tendencias; es decir, las                  experiencias vividas a menudo determinan nuestro camino, pero más allá de nuestras          elecciones hay una parte en nuestro interior que permanece inmutable.
Hablo de la esencia espiritual, de la parte más sabia y verdadera que todos tenemos. Y los niños, por su poco tiempo de existencia en la tierra, y por ende por sus tan pocas experiencias de vida, conservan este núcleo puro, y debido a esto son constantemente influenciados y guiados por él.
Vive en el niño una fuerte y profunda afinidad hacia el bien. Un deseo de mejorar la                humanidad. Nos encontramos muchas veces ante niños con un intenso anhelo de paz en el mundo, o niños que demuestran una profunda tristeza cuando descubren que otros seres sufren.
¿De dónde proviene esta naturaleza? ¿Está relacionada con la educación que recibe de sus padres, en la escuela o proviene de una fuente mucho más profunda?
Esto muchas veces se preguntan los padres, todos los educadores, cuando descubren en los ojos del niño la necesidad del bien, la necesidad innata de que otros seres humanos no sufran, y nadie se lo ha inculcado.
Este es un misterio inexplicable desde el lado racional, pero totalmente comprensible desde el lado espiritual.
Es una fuerza que busca el bien. Una fuerza que anhela el bien común, y que busca la forma de concretarse.
De aquí proviene la inclinación del niño hacia el bien, es innato, es tan concreto como su cuerpo y su respiración. Pero si no conocemos esto, sin darnos cuenta podemos desviarlo, lo cual lamentablemente no sólo dificulta el desarrollo personal del niño, sino también su    relación con el mundo.
Ahora ¿cómo relacionamos esto con la educación?
Como hemos dicho, es de la fuente espiritual del niño de donde proviene su deseo del bien, sus ideales, la moral innata.
Cuando hablo de “moral” no hablo de algo preestablecido a través de un orden externo como leyes o pautas de convivencia. Hablo de una conciencia del bien, una conciencia del respeto humano. Hablo de valores naturales que todos traemos en nuestro ser y no los ejercemos porque el entorno no nos propicia el uso de la conciencia.
Para comprender esto voy a citar un simple ejemplo: Muchas veces encontramos carteles que dicen: “Prohibido arrojar basura. Será severamente multado”.
Entonces, si usted no arroja basura en ese lugar ¿es porque tiene la conciencia de que no es bueno?, ¿o es porque no quiere recibir una multa?
Aquí no estamos ejerciendo nuestra moral innata, aquellos valores que traemos y están en la conciencia naturalmente. Aquí simplemente nos estamos ahorrando el trabajo de tener que elegir concientemente qué es bueno y qué no es bueno.
Así hemos crecido. En la escuela por ejemplo un niño lleva su tarea hecha porque si no la realiza tendrá una mala nota. ¿Y su deseo de aprender?
El niño no golpea a otros niños porque recibirá un castigo; o limpia el lugar de estudio porque recibirá una buena apreciación de sus maestros, o una buena nota de conducta.
Hoy, comúnmente los educadores negocian con los niños para lograr que realicen determinada tarea, o se comporten de determinada forma. Caen en el recurso de premio-castigo.
Si se le hace ver al niño que realizando algo obtendrá determinados privilegios, se ejerce una presión sobre el niño evitándole la posibilidad de elegir CONCIENTEMENTE hacer o no hacer ciertas cosas. Así no fomentamos la sensibilidad moral sino una astucia calculadora que en esencia es altamente asocial.
Si el niño sólo hace el bien cuando recibe un privilegio, cuando no lo reciba no sabrá qué hacer, o directamente no hará nada.
Lamentablemente cuando caemos en las fáciles negociaciones: “si haces esto, por la tarde te compraré aquello”, “si estudias, el fin de semana irás al cine”, “Si te comportas bien, más tarde podrás ver la TV”, “si te comportas mal, no podrás invitar amigos a tu casa”, sólo estamos amenazando a los niños. No estamos ayudando a que su conciencia crezca y se fortalezca. Lo único que logramos con este tipo de educación es que los niños sólo hagan cosas si reciben un beneficio a cambio. Si no es así, pierden la voluntad.
El niño debe recuperar el placer de hacer cosas solo por el hecho de verlas hechas y terminadas. Sólo por el hecho de hacer algo por alguien o por si mismo. Sólo por el hecho de disfrutar, de sentir alegría en su corazón.
Debe recuperar el placer de hacer desinteresadamente.
En realidad, todos grandes y pequeños debemos recuperar la conciencia, aquella que sabe elegir, aquella que no necesita un premio o un castigo para hacer o decir.
En definitiva debemos recuperar el amor. La falta de voluntad, de motivación o de interés está ligada a la falta de amor.
Como adultos debemos rescatar el amor, el amor hacia el mundo.
El amor no selecciona por conveniencia. El sol envía su calor a todos los seres humanos, no reparte sus rayos según su conveniencia.
 Liliana Vargas -Directora del Centro de Educación y desarrollo
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268

Introducción a los actos lingüísticos por Mariano Durlach
Una de las principales diferencias biológicas que tenemos los seres humanos con el resto de los seres vivos es que somos capaces de “lenguajear”, es decir de crear y hacer cosas con nuestro lenguaje.
De acuerdo a la concepción tradicional del uso del lenguaje se ha  tomado a éste como una herramienta o posibilidad del ser humano para describir la realidad; mientras que  partir de la aparición de una de las ramas de la filosofía, la Ontología del Lenguaje, se empieza a plantear el poder generativo de éste y que el hablar conlleva una acción en sí mismo y no sólo un recurso para describir. Veamos con un ejemplo que propone Rafael Echeverría en su libro Ontología del Lenguaje: “Cuando decimos a alguien te felicito, no estamos  describiendo una felicitación, estamos realmente haciéndola“. Es decir que el lenguaje es generador de realidad o de un nuevo estado de cosas.
No pretendo en este espacio ahondar más que en esta breve introducción para poder comprender a qué nos referimos cuando       decimos que en nuestro hablar ejecutamos un número restringido de acciones a las que se definen como afirmaciones, declaraciones, pedidos, ofertas y promesas. Cualquier proposición que hagamos en nuestro hablar [o escribir y hasta en nuestro lenguaje corporal]  se podrá circunscribir a uno de estos actos lingüísticos:
Afirmaciones. Con ellas describimos la “realidad” de acuerdo a cómo la percibimos a través de nuestros sentidos y a declaraciones previas acordadas en forma colectiva.
Declaraciones. Cuando hacemos declaraciones personales o grupales, lo que estamos haciendo es crear una nueva “realidad”.
Los juicios son un tipo especial de declaración que no cambian la realidad sino que hablan de cómo cada uno de nosotros interpretamos lo que somos capaces de percibir.
Un ejemplo de declaración consensuada son los días de la semana. Ellos sólo existen en nuestro lenguaje; un juicio puede ser: “Los días lluviosos y los lunes son deprimentes” y tiene una connotación diferente a la afirmación “hoy es lunes y llueve“.
Los pedidos y las ofertas nos permiten abrir la posibilidad de que algo cambie. Si nosotros podemos generar el cambio haremos una oferta; si no está en nuestras posibilidades, tenemos el recurso de hacer un pedido a quien sí pueda hacerlo.  
Finalmente, cuando un pedido o una oferta son aceptados, se genera un compromiso o una promesa.
Así cuando acepté el pedido de 4 Barrios de escribir estas líneas generé un compromiso de mi parte.
En próximos números iremos describiendo cada uno de estos actos. Es mi compromiso.
CUATRO BARRIOS – SETIEMBRE 2017 – AÑO 23 N°268
 

"Revista CUATRO BARRIOS" es una publicación de EDITORIAL RAYMI, se distribuye el primer fin de semana de cada mes,
en forma gratuita en 20 barrios de los partidos de Malvinas Argentinas, Don Torcuato y Pacheco.
Directoras propietarias: Maria Claudia Possidoni de Toledo - Viviana R. Galdo de Piña - Redacción, Administración y Publicidad  
Villa de Mayo - Malvinas Argentinas - Buenos Aires, República Argentina
Propiedad intelectual :Nro.96243

 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal