Articulos - Revista Cuatro Barrios

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Articulos

 
NOTA DEL EDITOR
Llegamos a fin de año. El clima en nuestra región es bastante pesado (en todo sentido) y a ello hay que sumarle el cansancio físico, y la realidad de cada quien.
Escuché a un psicólogo comentar que el exceso de actualidad genera stress, porque no podemos hacernos cargo del bombardeo de noticias y la realidad nuestra de cada día como si todo estuviese al mismo nivel de importancia.
Por otro lado, el exceso de futuro genera ansiedad. Pensar en lo que sucederá mañana, cuándo responderán mi wspp, sumado también a cómo encarar el día que viene, si todo se resolverá como supongo sabiendo que el mañana es por definición incierto.
El exceso de pasado produce depresión, porque es un tiempo al que tampoco tenemos acceso. Por más vueltas que le demos al asunto, lo que pasó no cambia en absoluto. Ya tampoco puede vivirse igual.
Hoy a través de muchas técnicas de distintas disciplinas de origen oriental, podemos aprender a hacernos conscientes de nuestro aquí y ahora, de nuestro cuerpo, lo que sentimos y darle un espacio, porque el cuerpo siempre acusa recibo de lo vivido... y tenemos que escucharlo.
Es un primer paso que por un lado nos permite cuidarnos (nadie va a estar con mi cuerpo tantas horas como yo), podremos seleccionar cuándo informarnos y de qué, con quién compartir y resolver nuestra escala de valoración de los acontecimientos sociales y personales. Nos va a permitir estar mejor en el mundo.
¡Hasta la próxima! Claudia y Viviana
    CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283

DICIEMBRE Y QUE EL “EXPLORA, SUEÑA, DESCUBRE”
SIGA VIGENTE SIEMPRE.
    Próximos a dejar 2018 y a divisar en el horizonte 2019, sentimos que se acerca el paréntesis que esperamos, reparador y creativo.
    Formulamos entonces este deseo, “qué el ocio que se acerca repare fibras gastadas, construya nuevas y despierte en el espíritu, ansias de renovación, de creación, de búsqueda de nuevos horizontes”.
   Al mismo tiempo desearíamos que nuestra mano extendida hacia nuestros próximos, transmitiera paz, alegría de vivir, agradecimiento por lo recibido y voluntad para continuar haciendo de cada día un homenaje a la vida misma.
    Deseamos paz y prosperidad no sólo a nuestra comunidad educativa sino a todos los que de  una u otra manera nos rodea, cercanos o lejanos; a todos los ciudadanos de buena voluntad que deseen unirse a este deseo de hermandad y convivencia.
   Enviamos desde esta tribuna un abrazo, un ramo de buenas intenciones que lleguen y florezcan, perfumen los hogares de toda la Comunidad.
    Siendo aún más ambiciosos, que nuestro deseo, como botella al mar, llegue a muchos rincones de la tierra.
    ¡FELICES FIESTAS, FELIZ AÑO 2019, FELICES VACACIONES!
      AD ALTIORA!
    CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283

24 DE DICIEMBRE “FELIZ NAVIDAD”
“Si queremos celebrar la  verdadera Navidad, contemplemos la sencillez  frágil de un niño recién nacido, la dulzura al verlo recostado, la ternura de los pañales que lo cubren.                              Allí está Dios.
«Ha aparecido la gracia de  Dios, que trae la salvación para  todos los hombres»                                 (Tt 2,11).
Las palabras del apóstol Pablo manifiestan el misterio de esta noche santa: ha aparecido la gracia de Dios, su regalo gratuito; en el Niño que se nos ha dado se hace concreto el                           amor de Dios para con nosotros.”
Papa Francisco
    CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283

DE LA COMUNICACIÓN A LA COMUNION
Teresa Driollet de Vedoya
   La vida es una aventura constante que todos estamos llamados a   recorrer. Cada época plantea nuevos desafíos y nuevas empresas a  resolver creativamente. Max Scheler nos alerta acerca de lo siguiente: el hombre es el único ser que puede desertar de la vida. Por miedo o angustia ante la libertad puede esconderse tras un trabajo abrumador o puede sepultarse tras vidas ajenas. La tarea humana nunca está   asegurada: podemos ganarnos o perdernos.
    Cada época, decíamos, nos regala posibilidades y oportunidades  nuevas para la  aventura siempre renovada de conquistar nuestra humanidad.  Nos preguntamos acerca de nuestra relativamente nueva situación de homo digitalis. Aunque hiperconectados, tenemos que           reconocer que convivimos, incontables horas del día, con las máquinas. Byung-Chul Han, el filósofo surcoreano alemán, representa esta nueva situación social con la figura de la colmena. El homo digitalis vive en su panal virtual, contiguo en el espacio y en el tiempo con los demás, pero desconectado en un sentido existencial.
   La casi inimaginable oportunidad que nos regala la comunicación digital consiste en el acortamiento de los tiempos y de los espacios.   Podemos intercambiar mensajes, signos, imágenes, información,  pareceres en pocos minutos con gente de culturas muy lejanas. Nuestro desafío consiste en que esta maravillosa hipercomunicación mediática no nos aísle sino que ella nos conduzca a ganar  los rostros, las voces y las presencias humanas.
   Emmanuel Levinas nos ha enseñado que los rostros son enigmáticos, diferentes, misteriosos, únicos y ellos nos llaman, nos interperlan. Los rostros y las voces dan sentido a nuestras vidas. Estamos llamados a sentir, participar, tomar parte viva y conformar una historia con los otros.
   El hombre no solo esta llamado a la comunicación sino también a la comunión con los demás. Los personalistas tales como Emmanuel Mounier o Maurice Nédoncelle, han entendido la comunión como la relación de unión de personas diferentes.  Esta trabajosa unión de los diferentes es una tarea de intercambio, de revelación y de  constitución mutuas. En este enriquecimiento mutuo de  misterios personales aparece, una dimensión que escapa a lo humano y que los personalistas denominan Otro o trascendente. Estas relaciones interpersonales profundas que tocan la trascendencia se  desparraman como los perfumes. El que vive este acercamiento especial siente la fuerte necesidad de extenderlo a la humanidad. La persona se descubre y se realiza en las relaciones participativas, temporales, encarnadas y recíprocas con los demás.
   El descubrimiento y la constitución mutua de los diferentes es una tarea muy costosa. El desafío de nuestro tiempo consiste en comunicarnos para lograr la comunión personal en el seno de las familias; comunicarnos para formar una comunidad de oyentes y   actuantes en un nivel político; comunicarnos para  compartir el trabajo en las comunidades laborales o compartir la fe en los ámbitos  religiosos.
   La comunicación es el medio necesario para llegar a la difícil pero personalizante comunión o el acontecimiento comunitario que nos constituye como personas.
    CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283

El último-primer mes
Llegó diciembre, el mes que se pasa más rápido. Te invade la ansiedad de terminar todo lo que no llegaste a hacer durante el año.
Pensar en las fiestas, vacaciones y en los próximos dos meses hacen que este parezca una semana. Recordás que el verano está a un paso y te olvidaste de empezar a hacer ejercicio, de no terminar esa rutina que empezaste, y asi no llegar de la forma que deseás.
Si uno de tus propósitos para el próximo año es finalmente tener un mejor estado físico, te cuento que diciembre es el mes perfecto para comenzar:
- Es mucho más fácil desarrollar un hábito antes de las vacaciones
Un hábito se logra en apróximadamente 20 días. Si comenzás ahora ya te vas a ir     preparando para lo que se viene y evitás achancharte después de las vacaciones.
- Tendrás una ventaja sobre los demás
Lo normal es patear todo tipo de actividad hasta enero. Esto lo piensa la gran mayoría, por eso, qué mejor que adelantarse y llegar a enero con un buen ritmo de entrenamiento y con las cosas claras.
- Autodiagnóstico
Te vas a dar cuenta de qué es lo que te falta, qué podes hacer y qué no podés, ponerte al día con la indumentaria deportiva, tu trabajo, tu casa y tus horarios.
- Aprovechá los descuentos
Sí esperás hasta enero, los gimnasios suelen subir los precios, la cantidad de gente aumenta y comienza la lucha por los ritmos y los espacios. En cambio en diciembre, encontrarás promociones, habrá menos gente y podrás amigarte con las máquinas y los entrenadores para tener atención y consejos más personalizados.
- Te vas a sentir mejor en año nuevo si ya empezaste a entrenar
Esto no sólo aplica para tu cuerpo, sino también para tu mente.
Este mes al ser caótico, que tengas una descarga a tierra para relajarte y liberar estrés, te va a venir muy bien.  Además si ya estás comprometido a    bajar de peso, te va a ser más facil rechazar alguna comidita excesivamente calórica en las fiestas.
Te deseo Muy Felices Fiestas! y a Entrenar!
Agustin Ruiz - Profesor de Educación Física  - Personal Trainer
    CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283
5´EN LA COCINA:  Lomo de cerdo envuelto en panceta con mole de frutas
Preparación: 30`    Tiempo Total: 1h 50min.    Rinde: 12 porciones
Elevamos el sabor del lomo de cerdo envolviéndolo en panceta y acompañándolo con un sabroso mole preparado con ananá tomate, chiles y manzana. ¡Qué delicia!
Necesitas: 1 lomo de cerdo para asar, 6 rebanadas de panceta  cortadas por la mitad, 1/2 ananá, cortado a lo largo por la mitad, pelado y sin el   corazón,1 lata de tomates en cubitos, escurridos, 1/3 taza de salsa Barbacoa, 3 chiles anchos, sin cabitos ni semillas; hidratados chiles guajillos, sin cabitos ni semillas; hidratados,1 manzana, pelada,    picada gruesa, azúcar morena cantidad necesaria.
Calienta el horno a 350ºF. Cocina la carne en una sartén grande a fuego medio-alto durante 5 min. o hasta que esté dorada por todos lados, volteando de vez en cuando. Pásala a una asadera rociada con aceite en aerosol. Cubre completamente el asado por arriba con las rebanadas de panceta. Hornéalo 1 hora o hasta que esté hecho (temperatura interna de 145ºF).
Corta 1 una rodaja de ananá,  en 12 pedazos; resérvalos para usar luego. Pica el resto del ananá; ponla en la     licuadora con el resto de los ingredientes y licualos hasta obtener una             consistencia homogénea. Vierte esto en una cacerola; dejalo hervir, revolviendo frecuentemente. Mantené un hervor suave a fuego bajo por 20 min., revolviendo de vez en cuando. Poné la carne en una tabla de cortar. Cubrila con una hoja suelta de papel aluminio; dejala reposar 5 min.    Mientras tanto, cocina las rodajas de ananá en la sartén a fuego medio   por 5 min. o hasta que estén parejamente doradas, volteándolas con  frecuencia. Rebana la carne. Servila con las cuñas de ananá y el mole.
    CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283

Cómo recordar mejor lo que leemos
Todos tenemos un libro favorito, uno que hemos leído muchas veces y que siempre nos hace pasar un buen rato, o nos lleva a pensar, o suscita conversaciones interesantes con otras personas. Sin embargo, no siempre somos capaces de recordar exactamente algunas de las cosas que hemos leído en ese libro, o en un reportaje en el periódico que nos ha gustado. Leemos algo que nos interesa, pero luego tendemos a olvidar buena parte de ello.
Existen maneras de que nos acordemos mejor de lo que acabamos de leer. No hace falta que afrontemos un texto como si fuéramos a estudiarlo para un examen, pero sí hay recomendaciones que podemos seguir para mejorar nuestra capacidad retentiva cuando leemos. La mayoría son consejos bastante sencillos y hasta de sentido común, como si dijéramos, y no hace falta que creemos en nuestra cabeza un palacio de la memoria
Las claves para que recordemos información que acabamos de recibir se basan en los tres principios de la memoria: la impresión, la asociación y la repetición. Nuestro cerebro recuerda mejor aquello que lo "impresiona", que genera en él alguna imagen o sensación notable. Cuando leemos, se puede ayudar a que se produzca esa impresión leyendo algunos pasajes en voz alta, por ejemplo, utilizando el sonido como apoyo para la memoria.
La asociación hace referencia a la conexión de esa nueva información que estamos recibiendo con algo que ya sabemos de antes. La familiaridad con el tema que estamos leyendo es determinante para que nuestro cerebro retenga más o menos datos. No es lo mismo leer sobre algo de lo que no se sabe nada, que sobre algo de lo que sí. El cerebro retiene más información sobre algo que sí conocemos.
Nuestro cerebro recuerda mejor aquello con lo que ya está familiarizado, por lo que, si leemos algo totalmente nuevo para nosotros, nos costará más retenerlo
El tercer pilar sobre el que se apoya la memoria es la repetición. Si leemos varias veces el mismo pasaje, lo más probable es que lo recordemos después. Estos tres principios están también detrás de nuestra capacidad retentiva al enfrentarnos a un texto nuevo, que tenemos que convertir en más familiar y cercano a nosotros. Por eso, se suele aconsejar que nos imaginemos haciendo algunas de las cosas que se cuentan en ese texto, o que las asociemos a algo que ya conozcamos, o que subrayemos pasajes y tomemos notas.
Leer deprisa está muy bien, pero si no consigues entender lo que lees la velocidad de lectura no te habrá servido para nada. Para comprender mejor lo que lees tienes que dividir la información, leer todos los conceptos, ideas,    hechos y detalles con atención cuidadosa y consciente e intentar relacionar lo leído con lo que sabes de antes. Tienes que reconstruir la información de acuerdo con la finalidad que tengas. Si haces esto, dominarás la información leída y será más importante lo que tu sepas del tema que el mismo texto original.
La clave de la lectura eficiente está en emplear sólo la cantidad adecuada de tiempo y esfuerzos que exija para cumplir su finalidad.
Aquí hay que tener muy en cuenta el costo de oportunidad. ¿Cuántas horas nos toma leer un libro? (libro, correo,   lo que sea) Ese tiempo no se lo puedes dedicar a otra cosa. Tampoco puedes hacer otra cosa mientras lees. Si    después no eres capaz de recordar lo que lees, sería tiempo perdido.
                                         Liliana Vargas
                                         Directora del Centro de Educación y desarrollo
    CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283

La Revolución 4.0 en palabras bastante sencillas
Por Mauro López Dardaine
Aquellos que no estamos directamente conectados con el tema, oímos hablar y leemos sobre esto de la Revolución 4.0. Pero ¿sabemos realmente de qué se trata? En rigor ¿sabe mucha gente qué es? “Conectados” es una palabra que viene a cuento cuando hablamos de este tema. Aquellos (casi todos) los que usamos en forma adictiva el celular para comunicarnos, leer las noticias, mandar mensajes por Whatsapp, sacar un pasaje, comprar una entrada, hacer una compra, ir de un lugar a otro con el apoyo audio-visual de Wase, estamos viviendo ya en la era 4.0.
Esta revolución de las comunicaciones y la innovación del siglo XXI se apoya  en la automatización que comienza con fuerza promediando la Segunda Guerra Mundial y se potencia a partir de 1945. Sin ella, las herramientas del siglo XXI no tendrían las mismas posibilidades de desarrollarse con una velocidad sin precedentes en nuestra historia.
En general se acepta que la era 4.0 se sustenta en cuatro elementos principales: la Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial, los Blockchains1  y la Impresión 3D. Todo ello descansa en la multiplicación de la velocidad para transmitir datos con costos decrecientes, de poder almacenarlos en lugares accesibles a cada vez más personas y en el poder procesarlos de manera rápida y eficiente.
La Internet de las Cosas se refiere a la conexión a Internet de todo tipo de dispositivos; desde una heladera hasta un sensor, para intercambiar información, lo que permite    automatizar y multiplicar muchísimo sus posibilidades de uso. Los que vivimos en Villa de Mayo, y venimos sólo los fines de semana, podríamos usar una conexión de este tipo para encender la calefacción -en invierno- antes de salir del centro, a través de nuestro celular inteligente. En las empresas, el uso puede ser el de tener sensores que nos permitan conocer la necesidad de hacer el mantenimiento de un equipo determinado, antes que se produzca una falla que nos obligue a parar toda la línea, y programar este mantenimiento de manera que no interfiera con la producción.
¿Dónde estamos en la Argentina con relación a la Revolución 4.0?
No hay aún bases de datos estadísticos suficientes como para poder contestar esta      pregunta con certeza. Lo que sostienen quienes vienen estudiando la cuestión desde hace algunos años, en la Argentina, es que la incorporación de este tipo de tecnología es diferente por sectores industriales y por tamaño de empresa. La industria automotriz y algunos grandes fabricantes de autopartes están integrándose a la era 4.0 desde hace varios años como una cuestión de supervivencia. Aquí el aspecto laboral es de extrema importancia. Un gran autopartista nos contaba el otro día en un seminario, que comenzaron hace diez años. Y junto con ello dieron inicio a la tarea de re-capacitar  su personal. Vencida la natural resistencia al cambio, han logrado no tener que despedir a nadie. Se apoyaron para ello en instituciones educativas de la zona en la que está la empresa; donde tienen dos plantas, una antigua y una moderna. Lo curioso, nos decían, es que el personal de la planta antigua se adaptó mucho mejor a la tecnología 4.0, que los más jóvenes de la planta nueva. La EDUCACIÓN  pues, juega un rol capital si no hemos de perder el tren. Educar a los educadores para esta era que ya está entre nosotros es cuestión de adaptación… o de quedarnos al costado del camino. Una cosa es que seamos celular-inteligente-dependientes, otra cosa es encauzar a nuestra Argentina en un camino que es de ida solo.
1 Una cadena de bloques (block chain), también conocida como libro de contabilidad distribuido (distributed ledger), es una base de datos distribuida que registra bloques de información y los entrelaza para facilitar la recuperación de la información y la verificación de que ésta no ha sido cambiada. Los bloques de información se enlazan mediante apuntadores hash que conectan el bloque actual con el         anterior y así sucesivamente hasta llegar al bloque génesis. Fuente: Google. [Usan sistemas de encriptado que hacen difícil su “jaqueo” por piratas o estafadores informáticos. Cada uno de los bloques puede ser leído por aquellos autorizados, pero muy difícilmente modificados. Hay cadenas de bloques de acceso restringido y otras de acceso más amplio. Nota del Autor.]
    CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283

DAR Y RECIBIR INSTRUCCIONES
Por Mariano Durlach

Emisor
Mensaje completo y claro. Sin dejar dudas en las condiciones de satisfacción, en lo que se espera que ocurra o se haga.
Saber que el receptor es idóneo; está preparado para hacer la tarea.
Instruir, enseñar.
Asignar los tiempos de inicio, de duración y de finalización.
Asignar prioridad. Sobre todo cuando se han dado otras tareas.
Chequear si el receptor entendió.
Que sea el momento y lugar oportuno para dar la instrucción. Que la persona no esté ocupada, concentrada en otra cosa. Asegurarme de que me oyó y me escuchó.
Explicar el objetivo de la instrucción o pedido; el “para qué”. Esto le da sentido a la tarea.
Explicar las consecuencias de no cumplir con la tarea, el pedido o instrucción.
Comunicar acerca de los recursos disponibles, necesarios y asignados.

Receptor
Visualizarse realizando la tarea para anticiparse a preguntas; a pedidos de recursos que pueda necesitar; a nuevas instrucciones, a necesidad de ayuda de otros.
Avisar cuando uno no está preparado para la tarea encomendada.
Pedir instrucción.
Preguntar: “¿para cuándo lo necesitás?”
Preguntar la prioridad, sobre todo cuando uno tiene otras tareas encomendadas por otros.
Repetir la instrucción para ver si la entendí.
Si no es el momento oportuno o tengo miedo de olvidarme, puedo pedir que me lo reitere en el momento adecuado. Puedo indicar cuándo sería el momento y el medio de comunicación adecuado.
Preguntar desde el lugar del interés genuino y no desde la negación o cuestionamiento. Se puede preguntar acerca de la importancia de la tarea.
Se puede preguntar.
Se  pueden pedir los recursos.

CUATRO BARRIOS - DICIEMBRE DE 2018 – AÑO 24 – N° 283

"Revista CUATRO BARRIOS" es una publicación de EDITORIAL RAYMI, se distribuye el primer fin de semana de cada mes,
en forma gratuita en 20 barrios de los partidos de Malvinas Argentinas, Don Torcuato y Pacheco.
Directoras propietarias: Maria Claudia Possidoni de Toledo - Viviana R. Galdo de Piña - Redacción, Administración y Publicidad  
Villa de Mayo - Malvinas Argentinas - Buenos Aires, República Argentina
Propiedad intelectual :Nro.96243

 
Copyright 2016. All rights reserved.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal